información de la ruta > rutas > inicio
rutas

Bolivia
Cultura Tiawanacota y Lago Titicaca La Paz - Isla del Sol

Un vistazo por el camino
Imprimir  Imprimir
Duración: Cinco días. Ciudad base: La Paz Idiomas: Los idiomas principales son: Castellano, Quechua, Aimara, Guaraní , Mojemo, Mozeten entre las 38 lenguas declaradas como oficiales en el país. Agente:

Guía recomendada:
The Rough Guide to Bolivia, 2a edición, febrero 2008.

Aeropuertos internacionales:
Aeropuerto de Viru Viru (Santa Cruz) Aeropuerto Internacional del Alto (La Paz)

Aeropuertos nacionales:
La Paz: Aeropuerto Internacional El Alto. Cochabamba: Aeropuerto Jorge Wilsterman. Santa Cruz: Aeropuerto Viru Viru. Sucre: Aeropuerto Juana Azurduy de Padilla. Trinidad: Aeropuerto Jorge Henry. Tarija: Aeropuerto Oriel Lea Plaza.

Combinaciones recomendadas:
Ruta de la Chiquitania.

El Lago Titicaca es segundo lago más grande de América Latina y el lago navegable ubicado a mayor altura sobre el nivel del mar, 3800 m.

Las ruinas de Tiwanaku, el yacimiento arqueológico más importante de Bolivia, y la visita al Lago Titicaca convierten a esta ruta en una de las más impresionantes que se pueden llevar a cabo en el altiplano boliviano. Una vez en el lago, visitaremos la Isla del Sol, desde la que disfrutaremos de inolvidables atardeceres.

Día 1. La Paz

La Paz o Nuestra Señora de La Paz (nombre oficial), fundada en 1548 por Alonso de Mendoza, es la capital del Departamento del mismo nombre y sede de los poderes ejecutivo y legislativo de Bolivia, que no del judicial, cuya capital sigue siendo Sucre. El centro de la ciudad está aproximadamente a 3.650 metros sobre el nivel del mar y forma —junto con la ciudad de El Alto—, el segundo núcleo urbano más grande y poblado de Bolivia, con 1.552.156 habitantes.

Tanto para el traslado al aeropuerto como para moverse por la ciudad, se recomienda utilizar los servicios de Cris, una de las pocas taxistas mujeres de la capital (mvl. 720 89 108).

La ciudad de La Paz se levantó contra el yugo español en 1809 bajo la conducción de Pedro Domingo Murillo, quién fue ahorcado junto a otros patriotas el 16 de julio del mismo año. Hoy, la Plaza que lleva el nombre de Murillo es uno de los rincones más atractivos de la capital boliviana.

El Templo y convento de San Francisco, levantado en 1549 con piedra labrada, fue destruido por una nevada a principios del siglo XVIII y posteriormente reconstruido. El templo, de estilo barroco, posee planta de tres naves, separadas con bóveda de cañón y cúpula de media naranja, con cuatro ventanas en el crucero; su retablo es famoso por la fina trama de su talla, tratado en pan de oro. La iglesia también cuenta con una pinacoteca que presenta una valiosa colección de obras renacentistas, manieristas, barrocas, mestizas y neoclásicas.

La Iglesia de San Francisco está situada al final de la Avenida Mariscal Santa Cruz, que se prolonga a través de la Avenida 16 de Julio, más conocida como "El Prado", quizá la más importante de La Paz.

En caso de contar con una jornada adicional, se recomienda visitar las ruinas de Tiwanaku, el yacimiento arqueológico más sobresaliente de Bolivia, y uno de los destinos preferidos de los visitantes extranjeros por su alto valor histórico.

Los más aventureros y los aficionados a las actividades extremas están de enhorabuena, porque aquí se encuentra la que está considerada la carretera más peligrosa del mundo, la conocida como Carretera de las Yungas o Cumbre a Coroico. En tan solo 64 km, esta carretera desciende desde un paso interandino situado a 4.700 m. de altitud hasta los valles subtropicales de las Yungas, donde se encuentra las poblaciones de Yolosa (1.200 m) y Coroico (1.500 m).

El descenso en bicicleta por esta carretera no nos dejará indiferentes, gracias al acusado contraste de paisajes que atraviesa, desde las nieves perpetuas de los picos andinos hasta los extensos bosques subtropicales en la zona baja del itinerario. Rebaños de llamas, bancos de niebla, bonitas cascadas, barro, precipicio y camiones....nos acompañarán a lo largo del descenso de la Carretera de la Muerte. La organización de esta ruta corre a cargo de Chacaltaya Tours, agencia dirigida por Olga Pérez, con la ventaja de que se adapta al nivel de dificultad de cada viajero. Se recomienda efectuar la reserva con un par de días de antelación.

Día 2. Ruinas de Tiwanaku

Las ruinas de Tiwanaku, el yacimiento arqueológico más importante de Bolivia, es uno de los destinos preferidos de los visitantes extranjeros por su alto interés histórico. Este antiguo asentamiento, cuyas milenarias ruinas han sido restauradas, se encuentra a 72 kilómetros de la ciudad de La Paz y a 3.843 metros sobre el nivel del mar.

La cultura de Tiwanaku se desarrolló entre 1.500 A.C. y 1.200 D.C. De acuerdo a fotografías aéreas disponibles y a los restos hallados, la ciudad de Tiwanaku alcanzó una longitud de 2.8 Km. y un ancho máximo de 1.6 Km. Para esta visita se aconseja contactar con la asociación Omak (Mujeres Aymaras del Kollasuyo - Andrea (591-2) 719 29 470) ya que organizan igualmente excursiones a una cooperativa de productores de leche y derivados.

Días 3 y 4. Isla del Sol, Lago Titicaca

Situado a más de 3.800 metros de altitud, el Titicaca es el lago navegable ubicado a mayor altitud de todo el planeta y uno de los lugares legendarios de Sudamérica. Heredero de antiguas tradiciones y mitos, rodeado de montañas y jalonado de islas, es una invitación a descubrir la belleza y los misterios del altiplano incaico.

Para alcanzar la Isla de Sol, partiremos en autobús desde La Paz hasta Copacabana, emplazada a unos 70 km de la capital y desde la que tomaremos un ferry. Tras una hora y media de viaje arribaremos a Yumani, el principal muelle de la isla, en el que tomaremos una larga escalinata que nos conducirá a una fuente con tres chorros de agua, que, según la tradición, simbolizan las tres leyes máximas incaicas: ama sua, ama llulla y ama khella, es decir, no robes, no mientas y no seas débil. Desde lo alto contemplaremos las maravillosas vistas del Lago Titicaca. El último ferry desde Copacabana suele zarpar a las 14:00 h.

No podemos perdernos tanto la puesta como la salida del sol desde la Roca Sagrada, el punto más alto de la Isla, desde donde lograremos una maravillosa panorámica del monte Illampu y de la Cordillera. También podemos visitar Pilkokaina un Palacio Inca de dos pisos, construido por Tupac Yupanqui.

Para dormir, el IntiKala, por las vistas que ofrece, o la comunidad de Ch'alla, una de las dos comunidades originarias de la sagrada Isla del Sol, ubicada al norte de la Isla. Esta comunidad Aymara custodia el yacimiento arqueológico de Chincana (Laberinto) que incluye la famosa y mágica Piedra del Titiqaqa.

Día 5. Copacabana - La Paz

Copacabana, a orillas del lago Titicaca, tradicional centro turístico de la zona, alberga una pequeña iglesia católica, considerada una joya blanca de cúpulas brillantes cuyo altar reluce de oro y plata, y que guarda una imagen de la Virgen Morena. Con un poco de suerte, podremos asistir a la salida de la iglesia a uno de los coloridos bautismos que se hacen de los automóviles.

No podemos irnos de Copacabana sin probar una riquísima trucha preparada al estilo tradicional.

¿Quieres más aventura?

Amplía tu ruta añadiendo:

Ciudad Imperial y Salar de Uyuni, Cordillera Real o el Parque Nacional Madidi.

Día 1. La Paz

La Paz o Nuestra Señora de La Paz (nombre oficial), fundada en 1548 por Alonso de Mendoza, es la capital del Departamento del mismo nombre y sede de los poderes ejecutivo y legislativo de Bolivia, que no del judicial, cuya capital sigue siendo Sucre. El centro de la ciudad está aproximadamente a 3.650 metros sobre el nivel del mar y forma —junto con la ciudad de El Alto—, el segundo núcleo urbano más grande y poblado de Bolivia, con 1.552.156 habitantes.

Tanto para el traslado al aeropuerto como para moverse por la ciudad, se recomienda utilizar los servicios de Cris, una de las pocas taxistas mujeres de la capital (mvl. 720 89 108).

La ciudad de La Paz se levantó contra el yugo español en 1809 bajo la conducción de Pedro Domingo Murillo, quién fue ahorcado junto a otros patriotas el 16 de julio del mismo año. Hoy, la Plaza que lleva el nombre de Murillo es uno de los rincones más atractivos de la capital boliviana.

El Templo y convento de San Francisco, levantado en 1549 con piedra labrada, fue destruido por una nevada a principios del siglo XVIII y posteriormente reconstruido. El templo, de estilo barroco, posee planta de tres naves, separadas con bóveda de cañón y cúpula de media naranja, con cuatro ventanas en el crucero; su retablo es famoso por la fina trama de su talla, tratado en pan de oro. La iglesia también cuenta con una pinacoteca que presenta una valiosa colección de obras renacentistas, manieristas, barrocas, mestizas y neoclásicas.

La Iglesia de San Francisco está situada al final de la Avenida Mariscal Santa Cruz, que se prolonga a través de la Avenida 16 de Julio, más conocida como "El Prado", quizá la más importante de La Paz.

En caso de contar con una jornada adicional, se recomienda visitar las ruinas de Tiwanaku, el yacimiento arqueológico más sobresaliente de Bolivia, y uno de los destinos preferidos de los visitantes extranjeros por su alto valor histórico.

Los más aventureros y los aficionados a las actividades extremas están de enhorabuena, porque aquí se encuentra la que está considerada la carretera más peligrosa del mundo, la conocida como Carretera de las Yungas o Cumbre a Coroico. En tan solo 64 km, esta carretera desciende desde un paso interandino situado a 4.700 m. de altitud hasta los valles subtropicales de las Yungas, donde se encuentra las poblaciones de Yolosa (1.200 m) y Coroico (1.500 m).

El descenso en bicicleta por esta carretera no nos dejará indiferentes, gracias al acusado contraste de paisajes que atraviesa, desde las nieves perpetuas de los picos andinos hasta los extensos bosques subtropicales en la zona baja del itinerario. Rebaños de llamas, bancos de niebla, bonitas cascadas, barro, precipicio y camiones....nos acompañarán a lo largo del descenso de la Carretera de la Muerte. La organización de esta ruta corre a cargo de Chacaltaya Tours, agencia dirigida por Olga Pérez, con la ventaja de que se adapta al nivel de dificultad de cada viajero. Se recomienda efectuar la reserva con un par de días de antelación.

Día 2. Ruinas de Tiwanaku

Las ruinas de Tiwanaku, el yacimiento arqueológico más importante de Bolivia, es uno de los destinos preferidos de los visitantes extranjeros por su alto interés histórico. Este antiguo asentamiento, cuyas milenarias ruinas han sido restauradas, se encuentra a 72 kilómetros de la ciudad de La Paz y a 3.843 metros sobre el nivel del mar.

La cultura de Tiwanaku se desarrolló entre 1.500 A.C. y 1.200 D.C. De acuerdo a fotografías aéreas disponibles y a los restos hallados, la ciudad de Tiwanaku alcanzó una longitud de 2.8 Km. y un ancho máximo de 1.6 Km. Para esta visita se aconseja contactar con la asociación Omak (Mujeres Aymaras del Kollasuyo - Andrea (591-2) 719 29 470) ya que organizan igualmente excursiones a una cooperativa de productores de leche y derivados.

Días 3 y 4. Isla del Sol, Lago Titicaca

Situado a más de 3.800 metros de altitud, el Titicaca es el lago navegable ubicado a mayor altitud de todo el planeta y uno de los lugares legendarios de Sudamérica. Heredero de antiguas tradiciones y mitos, rodeado de montañas y jalonado de islas, es una invitación a descubrir la belleza y los misterios del altiplano incaico.

Para alcanzar la Isla de Sol, partiremos en autobús desde La Paz hasta Copacabana, emplazada a unos 70 km de la capital y desde la que tomaremos un ferry. Tras una hora y media de viaje arribaremos a Yumani, el principal muelle de la isla, en el que tomaremos una larga escalinata que nos conducirá a una fuente con tres chorros de agua, que, según la tradición, simbolizan las tres leyes máximas incaicas: ama sua, ama llulla y ama khella, es decir, no robes, no mientas y no seas débil. Desde lo alto contemplaremos las maravillosas vistas del Lago Titicaca. El último ferry desde Copacabana suele zarpar a las 14:00 h.

No podemos perdernos tanto la puesta como la salida del sol desde la Roca Sagrada, el punto más alto de la Isla, desde donde lograremos una maravillosa panorámica del monte Illampu y de la Cordillera. También podemos visitar Pilkokaina un Palacio Inca de dos pisos, construido por Tupac Yupanqui.

Para dormir, el IntiKala, por las vistas que ofrece, o la comunidad de Ch'alla, una de las dos comunidades originarias de la sagrada Isla del Sol, ubicada al norte de la Isla. Esta comunidad Aymara custodia el yacimiento arqueológico de Chincana (Laberinto) que incluye la famosa y mágica Piedra del Titiqaqa.

Día 5. Copacabana - La Paz

Copacabana, a orillas del lago Titicaca, tradicional centro turístico de la zona, alberga una pequeña iglesia católica, considerada una joya blanca de cúpulas brillantes cuyo altar reluce de oro y plata, y que guarda una imagen de la Virgen Morena. Con un poco de suerte, podremos asistir a la salida de la iglesia a uno de los coloridos bautismos que se hacen de los automóviles.

No podemos irnos de Copacabana sin probar una riquísima trucha preparada al estilo tradicional.

¿Quieres más aventura?

Amplía tu ruta añadiendo:

Ciudad Imperial y Salar de Uyuni, Cordillera Real o el Parque Nacional Madidi.

volver

Tiawanacota
  • Tiawanacota
  • Poblado
  • Ruinas
  • Ruinas Tiawanacota
  • Barco
  • LagoTiticaca
  • Mercadillo
  • Amanecer
  • Lago
  • IslaSol
  • Bote

En estos momentos no existen alojamientos en la ruta.

En estos momentos no existen enlaces en la ruta.


Los viajeros opinan...

Nadie ha opinado todavía sobre esta ruta ¿quieres hacerlo tú?




Leyenda
Patrocinadores
Promueve:
Banesto
Colaboran:
Microsoft Sony FIIAPP SEGITTUR Amanecer por África Hotel, Tourism and Leisure Inforpress FET Koan Consulting
Operadores turísticos:
Club Marco Polo KANANGA

Copyright 2007 · Turismo Solidario y Sostenible en África · Aviso Legal

Resolución mínima de 1024x768.  Desarrollado por Cirene 2000, S.A.